¿Son mejores los monitores curvos?

Hasta ahora, 2021 ha demostrado ser el año del monitor curvo. Están por todas partes. En tiendas, en línea y en escritorios glamorosos en todo el mundo.

El monitor curvo es innegablemente glamoroso. Pero, ¿son las pantallas curvas realmente mejores que la antigua alternativa de pantalla plana?

Esa es la pregunta que analizaremos hoy. Los monitores curvos son una nueva tecnología, pero se están convirtiendo rápidamente en una tendencia tecnológica en crecimiento.

¿Es este un caso de estilo sobre sustancia o son los monitores curvos una mejora genuina?

Cada vez más compradores eligen monitores curvos en lugar de planos. Si ha estado pensando en hacer el cambio, entonces ha venido al lugar correcto.

Discutiremos todo lo que necesita saber sobre los monitores curvos. Los pros, los contras y la pregunta más importante: ¿curvo o plano?

Así que, sin más preámbulos, ¡comencemos!

¿Qué es un monitor curvo?

Los monitores curvos han ganado popularidad en los últimos años. Un monitor curvo es como el monitor de una computadora estándar. La única diferencia es la curvatura. Los diferentes monitores vienen con diferentes niveles de curvatura. La curvatura se mide con una calificación 'R'. Cuanto menor sea la calificación R, mayor será el nivel de curvatura. Los niveles de curvatura más comunes son 1800 R, 3000R y 400R. Aunque puede encontrar monitores curvos más pequeños, la mayoría de los monitores curvos están en el lado más grande. Y eso es por una buena razón. Para obtener el efecto completo de la curvatura, querrá una pantalla de 32 pulgadas como mínimo.

Monitores curvos versus planos: ¿cuál es la diferencia?

La principal diferencia entre monitores curvos y planos es la inmersión. Los monitores curvos están diseñados específicamente para proporcionar a los usuarios experiencias más inmersivas y cómodas. Los monitores curvos utilizan tecnologías de percepción ocular para recrear experiencias de visualización inmersivas de la vida real en tres dimensiones. Después de todo, en el mundo real, no vemos cosas en una pantalla plana. Los monitores curvos nos dan la impresión de tener visión periférica mientras usamos nuestros dispositivos.

Aparte de la experiencia de visualización en sí, los monitores curvos y planos son muy similares. En cuanto a la tecnología, son casi idénticos. Usan las mismas entradas y comparten las mismas capacidades de resolución. La elección entre un monitor plano o curvo es puramente una cuestión de preferencia. Si tiene espacio en su escritorio para colocar una pieza a gran escala, entonces un monitor curvo podría ser para usted. Si tiene poco espacio, probablemente una pantalla plana sea más conveniente. Al final del día, todavía tendrá todas las funciones que necesita, sea cual sea el tipo de monitor que elija.

Los beneficios de los monitores curvos

Cuando se trata de la experiencia del usuario, los monitores curvos ofrecen grandes beneficios. Y esa es probablemente la razón por la que las pantallas curvas se están volviendo cada vez más populares entre fanáticos de los juegos. Un monitor curvo te sumergirá en un juego de una manera más realista y llena de acción, al ofrecer la ilusión de tener una visión periférica. Pero eso no es todo. Aparte de la inmersión, las pantallas curvas son excelentes para eliminar la distorsión, ofrecen un campo de visión más amplio y, en realidad, son mejores para sus ojos.

Adiós a la distorsión

Los monitores de pantalla plana se han asociado durante mucho tiempo con la distorsión visual. Afortunadamente, la distorsión se minimiza en una pantalla curva. Eso es porque las pantallas curvas proyectan la luz directamente hacia el usuario. Las pantallas planas, por otro lado, dirigen la luz en línea recta (más allá del espectador) creando así una distorsión de la imagen.

Adiós a la fatiga visual

¿Sabías que las pantallas curvas son más amables con nuestros ojos? Es cierto. Porque las pantallas curvas dirigen la luz hacia el usuario, lo que significa que nuestros ojos pueden captar las imágenes que están frente a nosotros sin demasiada tensión. Las pantallas planas grandes, por otro lado, a menudo exceden nuestro campo de visión natural. Cuando intentamos asimilar toda esta información, naturalmente forzamos la vista.

Saluda a un campo de visión más amplio

La razón por la que las pantallas curvas ofrecen experiencias tan inmersivas es porque ofrecen un campo de visión mucho más amplio que sus contrapartes de pantalla plana. Esto es especialmente cierto si opta por un monitor curvo ultraancho. Estas pantallas ultraanchas se estiran horizontalmente, lo que en realidad acentúa la experiencia inmersiva de usar una pantalla curva.

Desafíos comunes asociados con los monitores curvos Los monitores

curvos no implican ningún tipo de curva de aprendizaje. Sin embargo, existen algunos desafíos menores que puede encontrar si cambia de plano a curvo. En primer lugar, los monitores curvos son caros. Aunque sus precios han bajado desde su entrada inicial en el mercado, las pantallas curvas todavía tienen un precio significativamente más alto que sus contrapartes de pantalla plana. Y cuanto más grande sea el monitor, más debe esperar gastar. Deberá estar dispuesto a desembolsar entre € 300 y más de € 1000.

Aparte del precio, deberá estar preparado para instalar su nuevo monitor con un poco más de cuidado del que podría estar acostumbrado. Las pantallas curvas pueden ser difíciles de montar, especialmente si planea montarlas en una pared. Si planea colocar su nuevo monitor en un escritorio, necesitará mucho espacio. También puede considerar dónde ubica su espacio de trabajo. Las pantallas curvas son propensas a deslumbrar en determinadas fuentes de luz. Asegúrese de que su pantalla esté inclinada de manera que se mitigue esta molestia.

Aparte de estos problemas menores, los monitores curvos no ofrecen problemas técnicos adicionales. Como ya hemos mencionado, un monitor curvo es solo un monitor plano disfrazado. ¡Así que todo lo que queda es elegir la pantalla perfecta para ti!

Cómo elegir un monitor curvo

Cuando se trata de elegir su monitor curvo perfecto, es importante considerar cuánto espacio tiene disponible para adaptarse a la curvatura de la pantalla. También deberá decidir exactamente cuánta curvatura desea, el nivel de resolución que necesita y algunos aspectos prácticos como los puertos de pantalla y los altavoces. Piense detenidamente en cuánta curvatura desea realmente.

No todos los monitores curvos tienen el mismo grado de curvatura. Algunos ofrecen una curvatura suave. Otros se arquean con bastante fuerza. No hay una respuesta correcta o incorrecta. Vale la pena probar algunas opciones para ver cuál es la más cómoda para usted. Considere qué tan cerca de la pantalla es probable que se siente y qué tan inmersivo desea que sea su experiencia.

Qué buscar en un monitor curvo

Entonces, ha decidido actualizar su monitor para una experiencia más inmersiva. Esas son buenas noticias. Pero, ¿qué monitor es el adecuado para ti? En la actualidad, hay toneladas de monitores curvos en el mercado que varían en precio, tamaño, resolución y curvatura. La elección puede resultar un poco abrumadora.

Recomendamos investigar mucho antes de entrar en la guarida del león. Puede ser útil leer opiniones reales de clientes para ver si su pantalla preferida ha cumplido con las expectativas de otros clientes o se ha quedado corta. También es importante saber exactamente lo que está buscando.

Los monitores curvos varían en profundidad, tamaño, resolución y curvatura. Pero una pantalla pequeña no es necesariamente peor que una pantalla grande, y una curva profunda no es automáticamente superior a una suave. Se trata de averiguar qué funciona mejor para ti.

Para ayudarlo a comenzar, hemos identificado algunas de las características principales que debe tener en cuenta en un monitor curvo.

  1. La curva perfecta

    ¿Cuánta curvatura buscas? Este es probablemente el factor más importante a considerar al comprar un monitor curvo. Después de todo, la curva es de lo que se trata, ¿verdad? No obtenga la curva más profunda disponible solo porque puede.

    Pruebe algunos para ver qué experiencia visual le gusta más. Todo esto se reduce a preferencias personales. En general, cuanto más curvatura, más inmersiva es la experiencia. Entonces, si eres un jugador empedernido, una curva profunda podría ser perfecta para ti. Sin embargo, si va a utilizar su monitor principalmente para el trabajo, entonces una curva suave podría ser mejor.

  2. Resolución de pantalla

    Si está invirtiendo en un monitor curvo, no se conforme con nada menos que una resolución Full HD. Para una experiencia de imagen aún más nítida, se garantiza que un monitor curvo de 4k deslumbrará.

  3. Tamaño de la pantalla El tamaño del

    monitor es importante, pero aquí no hay una respuesta correcta o incorrecta. Se trata de encontrar un monitor curvo que se adapte bien a su propio espacio. Recuerde, los monitores curvos ocupan un poco más de espacio que sus homólogos planos. Por lo tanto, es posible que no desee optar por una pantalla que sea demasiado grande si no tiene mucho espacio de sobra.

¿Curvar o no curvar?

Entonces, ¿qué va a ser?

Curvar o no curvar, esa es la cuestión. Ya sea que esté buscando mejorar su entorno de trabajo y aliviar la fatiga visual, o disfrutar de una experiencia de juego realmente inmersiva, entonces un monitor curvo puede ser perfecto para usted.

Ya sea que busque una curva suave o un arco fuerte, siempre es mejor probar algunas opciones antes de comprar. Las pantallas curvas son super chic. Pero eso no es todo lo que tienen que ofrecer. Independientemente de la pantalla que elija, la actualización a un monitor curvo promete muchos beneficios fantásticos.

Productos relacionados