Cómo comprar un ratón para juegos

Los jugadores de PC experimentados tienen preferencias muy específicas en cuanto al tamaño, la forma y la sensibilidad de los ratones para juegos que utilizan para interactuar con los entornos virtuales y ganar concursos de forma fiable. Sin embargo, si eres nuevo en el mundo de los videojuegos, o intentas mejorar tus puntuaciones, es posible que te preguntes "¿Qué tipo de ratón para juegos es mejor para mí?".

Ratón para juegos de LenovoCon docenas de fabricantes y cientos de estilos entre los que elegir, seguro que hay un ratón para juegos que se adapta a ti. Sin embargo, aunque hay muchos factores de compra -precio, software, funciones auxiliares, etc. - las cuestiones más básicas que hay que tener en cuenta son cómo se agarra el ratón, cómo se mueve por el escritorio o la alfombrilla y hasta dónde se quiere que cada movimiento se traduzca en acción en la pantalla.

Aspectos a tener en cuenta al comprar un ratón para juegos

Ya tiene un portátil o un ordenador de sobremesa para juegos. Ahora es el momento de encontrar el ratón para juegos adecuado.

A la hora de comprar un ratón para juegos, lo primero que hay que tener en cuenta es el ajuste, la sensación y la sensibilidad. El ratón tiene que sentarse cómodamente en la mano, adaptarse a la forma en que usas la muñeca y el brazo, y mover el cursor a la velocidad adecuada para tu estilo de juego.

Ratones para juegos: Tamaño y forma

Es importante que el ratón para juegos se adapte bien a la mano y a los dedos. Un dispositivo demasiado corto o demasiado largo puede poner los botones principales en un lugar donde resulte incómodo pulsarlos. Un ratón demasiado pesado o demasiado ligero puede afectar al control. Incluso la forma del ratón (ancho o fino, plano o arqueado) puede afectar a su uso.
Para elegir un ratón de juego con el tamaño y la forma adecuados, hay que tener en cuenta cómo se sujeta el dispositivo:

  • Agarre con la punta de los dedos: Si usted sujeta el ratón con la punta de los dedos, la mayoría de los expertos le aconsejan que utilice un dispositivo comparativamente más fino, más corto y más ligero que otros modelos. Se adaptará mejor a los dedos y permitirá que el dorso de la mano se apoye en la superficie de juego, permitiendo un mayor control.
  • Agarre de la palma de la mano: Si apoyas la palma de la mano sobre el ratón mientras lo utilizas, se dice que un dispositivo más ancho, más largo y más pesado que otros ratones es lo mejor para ti. La anchura soporta mejor toda la mano, la longitud pone los botones principales al alcance de la mano y el peso ayuda al control.
  • Agarre de garra: Si sostiene el ratón hacia la parte media-frontal de la mano, con los dedos notablemente doblados y sólo la parte inferior de la mano tocando el dispositivo, busque un ratón más corto que la mayoría de los demás. Busque también un arco alto o una "protuberancia" en el centro, que ayude a colocar y apoyar los dedos.

¿Eres zurdo? Si es así, ya has aprendido a utilizar muchas herramientas para diestros. Los ratones para juegos no son diferentes, ya que la mayoría están construidos para diestros (especialmente los botones de acción secundaria o de función orientados al pulgar). Sin embargo, si haces una búsqueda exhaustiva, puedes encontrar ratones de juego para zurdos o ambidiestros con botones donde los necesitas (en su mayoría).

Ratones para juegos: Velocidad y capacidad de respuesta

Los ratones que utilizábamos con los primeros ordenadores dependían de bolas, rodillos y ruedas para detectar dónde queríamos colocar el cursor. Los ratones modernos combinan la luz LED o láser con diminutas cámaras que detectan la distancia y la rapidez con la que se mueve el dispositivo contra la superficie iluminada del escritorio o la alfombrilla. Una luz más brillante y una cámara mejor permiten una detección de movimiento progresivamente más detallada y un ratón más "sensible".

La sensibilidad del ratón se mide en cuentas por pulgada o CPI, que indica cuántos incrementos de movimiento en pantalla se pueden generar al mover el ratón a través de una pulgada de espacio en el escritorio o la alfombrilla. Sin embargo, los fabricantes suelen utilizar "puntos por pulgada" o DPI para describir la sensibilidad del ratón (probablemente porque la mayoría de los consumidores ya entienden los DPI como una forma de describir la precisión visual de las pantallas de los portátiles).

Es difícil recomendar un DPI exacto para todos los jugadores, ya que cada uno es diferente. El ratón debe ayudarte a realizar movimientos grandes y a pantalla completa cuando sea necesario, pero también a apuntar y dirigir con una precisión de píxeles perfecta. Teniendo esto en cuenta, a continuación se ofrece una orientación general sobre los PPP basada en el uso habitual del ratón para juegos:

  • Barredoras de brazo (DPI bajos del ratón): ¿Utilizas todo el antebrazo cuando haces grandes movimientos de juego? Si es así, eres un "barredor de brazos". Mueves el ratón una mayor distancia física para cada acción, por lo que necesitas un ratón de juego menos sensible (digamos, 400-800 DPI) para evitar movimientos exagerados en la pantalla.
  • Parpadeo de la muñeca (DPI alto del ratón): ¿Utilizas principalmente la muñeca y la mano para iniciar las maniobras del juego? Entonces eres un "parpadeante de muñeca". Mueves el ratón a distancias más cortas, por lo que necesitas una configuración de DPI más sensible: 1000 o más. Si no, tendrás que levantar y recolocar el ratón para moverte por la pantalla.
  • Usuarios de brazo y muñeca (DPI de ratón medio): Si utilizas tanto movimientos de brazo grandes como acciones de muñeca y mano más pequeñas, entonces no tienes un nombre especial (lo siento) y probablemente deberías buscar un ratón en el rango de sensibilidad media, de 600 a 1000 DPI. Muchos jugadores se sitúan en esta categoría media.

Otro término que encontrarás al comprar un ratón para juegos es la tasa de sondeo, que mide el número de veces por segundo que el ratón y el ordenador se comunican respecto a la posición del cursor. Las tasas de sondeo más altas, medidas en hercios (Hz), son mejores, y un ratón con cable siempre tendrá una tasa de sondeo más alta que uno inalámbrico. Pero incluso una tasa de sondeo relativamente lenta sigue controlando la posición del cursor cientos de veces por segundo y probablemente sea suficiente para la mayoría de las actividades de juego.

Otros factores a tener en cuenta al comprar un ratón para juegos

Por supuesto, la compra de un ratón para juegos va más allá de determinar el ajuste, la sensación y la sensibilidad. A continuación, te mostramos algunos de los otros factores que pueden influir en tu decisión:

  • Software: Los mejores ratones para juegos vienen con un software que permite ajustar algunas de las configuraciones, como reasignar las acciones de los botones o personalizar los efectos de iluminación. Una cosa que hay que tener en cuenta: ¿El ratón guarda su perfil de configuración en el PC o en el propio dispositivo? Muchos consideran que la memoria en el dispositivo es superior, ya que puede utilizar el ratón en cualquier lugar sin tener que restablecer sus preferencias.
  • Duración de las pilas: Los ratones inalámbricos son excelentes para la movilidad, pero utilizan pilas para mantener la conexión con el PC. Así que, si vas a viajar a un evento de juegos, lleva pilas de repuesto o utiliza un ratón con cable en su lugar.
  • Tradicional vs. trackball: Muchos usuarios de PC se han acostumbrado a utilizar ratones con trackballs centrales que se pueden mover con el pulgar. Sin embargo, los expertos en juegos desaconsejan los ratones con trackball para jugar. Aunque se dice que están bien para el movimiento lateral, los trackballs pueden ser complicados para cosas como los giros de 180º.

¿Listo para comprar? Lenovo ofrece una amplia selección de ratones para juegos para todo tipo de usuarios (también para portátiles y torres de juegos). ¿Cuál es el más adecuado para ti?

Productos relacionados