¿Qué es el 3G?

El 3G, que es la abreviatura de tercera generación, es uno de los últimos avances en tecnología de comunicación móvil. La tecnología 3G puede transferir información a una velocidad de al menos 200 Kbps, el doble de rápido que muchas tecnologías 2G. La mayoría de operadores 3G también ofrecen acceso a banda ancha móvil para smartphones y la tecnología 3G para portátiles abre la puerta al acceso móvil a Internet, el acceso fijo inalámbrico a Internet, la televisión móvil y las videollamadas.

Dos importantes ramas de la tecnología celular componen el 3G: CDMA (acceso múltiple por división de código) y GSM (sistema global para acceso múltiple). Los operadores de 3G basado en CDMA, como Sprint y Verizon, utilizan los estándares Evolution-Data Optimized, mientras que los operadores de GSM utilizan estándares High Speed Packet Access. Estas tecnologías son los motores que impulsan un servicio más rápido para los usuarios de teléfonos móviles. Además de una mayor velocidad, la tecnología 3G también mejora la seguridad; las redes 3G utilizan el avanzado cifrado en bloque KASUMI en lugar del desfasado cifrado de flujo A5/1.

Estas tecnologías producen una mejor experiencia por parte del usuario. Estos confían en los smartphones para realizar llamadas, ejecutar aplicaciones y navegar por Internet. Las redes 3G ofrecen la velocidad y la fiabilidad que los usuarios actuales esperan. Al disponer de esta velocidad, los usuarios de smartphones pueden ejecutar aplicaciones complejas que antes solo estaban disponibles en ordenadores. Sin esta tecnología de red, los fabricantes de móviles no podrían ampliar las capacidades de los smartphones.

Los servicios publicitados como 3G deben cumplir los estándares técnicos IMT-2000, que requieren al menos una velocidad de transmisión de datos máxima de 0,2 Mbps. Los operadores suelen utilizar versiones avanzadas de 3G para ofrecer una velocidad 3G superior a los requisitos mínimos. En 2007, solo el 15,8 % de los usuarios de teléfonos móviles de todo el mundo disfrutaba de la tecnología 3G. En 2012, el 80 % de la población estadounidense tenía un smartphone con, al menos, servicio 3G.

El 3G se ha asentado como el método de servicio móvil preferido en todo el mundo. Dado que los operadores siguen mejorando y evolucionando esta tecnología, en el futuro se pueden esperar mayores velocidades, mejoras en la seguridad y una cobertura más fiable.

¿Cómo me puede ayudar el 3G?

Los usuarios de móviles demandan velocidad y fiabilidad. La tecnología 3G impulsa lo mejor de estos dos aspectos. Esta tecnología, cuyo nombre es la abreviatura de tercera generación, logra una velocidad máxima de al menos 200 Kbps. Esto implica llamadas telefónicas más nítidas, descargas de aplicaciones más rápidas y mayor velocidad al navegar por Internet.

Para que un operador anuncie su servicio como 3G, debe cumplir las especificaciones IMT-2000, que requieren una codificación GSM o CDMA válida. Estas normas avanzadas garantizan que los móviles tengan un rendimiento de calidad.

En la práctica, el servicio 3G convierte los smartphones en ordenadores de bolsillo. Los usuarios pueden recibir llamadas telefónicas, consultar sus correos electrónicos, navegar por Internet y editar documentos a velocidades comparables a las de los dispositivos de escritorio. Tanto si eres un profesional que busca trabajar en cualquier parte, un estudiante que debe lidiar con los rigores académicos o un progenitor que busca conciliar su vida cotidiana, este tipo de servicio móvil ofrece un acceso a Internet inestimable.

Además, las redes 3G no solo mejoran el rendimiento, sino también la seguridad. Las redes de segunda generación utilizaban la tecnología de cifrado de flujo A5/1, que tendía a tener fallos de seguridad. Las redes 3G se actualizaron al cifrado en bloque KASUMI, que es un algoritmo más complejo que protege los datos de los usuarios.

De modo generalizado, el 3G es una actualización de red que promete mejorar la experiencia móvil. Si utilizas un teléfono móvil regularmente, esta actualización te hará ahorrar tiempo y te ofrecerá acceso a funciones avanzadas.

¿Cómo puedo saber si mi teléfono o tablet utiliza o puede utilizar el 3G?

Los dispositivos deben ser compatibles con el 3G para acceder a redes 3G. Muchos operadores anuncian dispositivos 3G, por lo que no deberías tener problemas durante tu compra para saber si un dispositivo es compatible o no con esta red.

Los teléfonos y las tablets con compatibilidad con el 3G suelen mostrar un pequeño icono en la esquina de la pantalla cuando se conecta el 3G. Si ves este icono, es que estás conectado a una red 3G. Tu dispositivo también puede ser compatible con el 3G aunque no veas este icono. Comprueba los ajustes y el manual de usuario para ver si necesitas activar la cobertura de red 3G.

Cuando vayas a comprar tu próximo smartphone o tablet, ten en cuenta que la cobertura 3G puede mejorar tu experiencia como usuario. El 3G, que es la abreviatura de tercera generación, ofrece altas velocidades de descarga y fiabilidad, dos características clave para los usuarios que se desplazan mucho. Los dispositivos 3G transfieren datos a velocidades de al menos 200 Kbps, el doble que muchos dispositivos de segunda generación. La tecnología 3G también ofrece mejoras de seguridad, al usar el algoritmo de cifrado en bloque KASUMI en lugar del vulnerable cifrado de flujo A5/1. El resultado es una mayor privacidad y menos amenazas de seguridad potenciales.

Si tu teléfono o tu tablet no es compatible con el 3G, quizás vaya siendo hora de cambiar de dispositivo. Esta red avanzada mejora la experiencia del usuario y abre un nuevo horizonte de posibilidades móviles.

¿Puedo realizar videollamadas utilizando el 3G desde mi tablet o smartphone?

Las redes anteriores solo admitían correspondencia por voz y texto, pero las redes 3G cuentan con banda ancha que ofrece comunicación multimedia, incluyendo videollamadas. Las aplicaciones como Skype permiten a los usuarios realizar videollamadas desde cualquier parte donde cuenten con conexión 3G. Esta tecnología aporta un toque personal a las llamadas telefónicas tradicionales.

La diferencia entre escuchar la voz de alguien y ver la cara de la otra persona es enorme. Gracias a lo último en tecnología móvil, los usuarios de móviles pueden contar con una señal fiable mientras realizan videollamadas. Las especificaciones IMT-2000 para las redes 3G admiten grandes cantidades de datos. Para que los operadores publiciten una red 3G, esta debe ofrecer una tasa de transmisión de datos de al menos 200 Kbps, el doble que las redes de segunda generación habituales. Esto abre todo un horizonte de oportunidades para el acceso móvil a Internet, la televisión móvil y las videoconferencias.

Los expertos pronostican que las videoconferencias crecerán exponencialmente en los próximos años, y las llamadas móviles son la base de este auge. Tanto en el caso de reuniones de negocios con posibles socios o para llamar a casa en vacaciones, las videollamadas ofrecen un nivel de comunicación personal sin precedentes. Cuando vayas a comprar tu próximo smartphone o tablet, ten en cuenta las ventajas que ofrecen los dispositivos 3G. Esta tecnología de tercera generación ofrece al usuario mejoras en el rendimiento y la seguridad. Tendrás acceso a videoconferencias y a otras funciones móviles actuales.

Productos relacionados