Portátiles para estudiantes de menos de 500 euros

Si eres estudiante, o padre de un estudiante, sabes que tener un portátil no es opcional. Sin embargo, teniendo en cuenta todos los gastos que conlleva ir a la universidad, la mayoría de la gente no puede permitirse el lujo de comprar un portátil para la escuela. Esto hace que mucha gente se pregunte: "¿Realmente necesito gastar miles de euros para conseguir un buen portátil?". Afortunadamente, la respuesta es "no". Hay muchos portátiles excelentes en el mercado, y un número sorprendente de ellos ofrece las características que necesitan los estudiantes universitarios, a menudo por menos de 500 euros.

¿Por qué algunos portátiles son más caros que otros?

Aunque es posible conseguir un PC de estudiante decente con un presupuesto reducido, hacerlo significará hacer algunas concesiones. Como dice el viejo refrán: "Barato, rápido o bueno: Elige dos", cuando se trata de ahorrar dinero en un portátil, se trata de averiguar lo que necesitas. Si priorizas la portabilidad y el bajo peso, puede que tengas que aceptar un rendimiento más lento. ¿Quieres una batería que dure todo el día? El tamaño y la resolución de la pantalla podrían verse afectados.

A continuación, te ofrecemos un rápido repaso a las características de los portátiles que son importantes para encontrar el mejor portátil para estudiantes, y cómo puede afectarles un presupuesto más bajo.

¿Construido para la apariencia o para la vida?

Por su propia naturaleza, un portátil tiende a sufrir mucho abuso, y los estudiantes suelen ser más duros con sus portátiles que otros usuarios. Todos los aspectos de un portátil -desde la bisagra principal hasta el teclado, pasando por piezas como las almohadillas táctiles y los puertos- están expuestos a un gran desgaste. Por desgracia, la elección de los materiales y la calidad de construcción son los primeros aspectos que los fabricantes sacrifican cuando intentan reducir el coste de un portátil. Si eres el tipo de persona que es más exigente con su equipo, la durabilidad y la calidad deberían ser puntos primordiales a la hora de elegir un portátil.

El poder no es barato

Otro punto favorito para ahorrar dinero es el "cerebro" de un portátil, o sea, la CPU. La CPU es el mayor factor cuando se trata de rendimiento. El trabajo exigente (o el juego) requiere una CPU de gama alta como un Intel® Core™ i7. Los portátiles económicos suelen venir con CPUs Core™ i5, o en algunos casos Core™ i3 o Celeron™. Están bien para las necesidades informáticas cotidianas, como el correo electrónico y la navegación por la web, pero se atascan rápidamente bajo la presión de los juegos o la edición de vídeo de alta resolución. Además, es muy poco probable que encuentres gráficos discretos a precios más bajos, lo que limita la fluidez de los gráficos y la resolución de la pantalla.

¿Peso, qué?

La última generación de Ultrabooks combina potencia, velocidad y duración de la batería de primera categoría, todo ello con un peso muy reducido, algo que prefieren los viajeros frecuentes (o los estudiantes). Para ello se utilizan componentes como unidades SSD en lugar de discos duros giratorios, baterías ultrafinas hechas a medida y materiales ligeros pero resistentes como el aluminio y el titanio. Estos materiales cuestan mucho más que las opciones más pesadas, por lo que un portátil económico suele ser un portátil más pesado. Algunas máquinas, como los Chromebooks, consiguen un peso más ligero sin dejar de ser asequibles, pero sacrifican la compatibilidad con Windows y el almacenamiento a bordo para conseguirlo.

Habitación con vistas

Los mejores y más caros condominios siempre tienen una gran vista, y lo mismo ocurre con los ordenadores portátiles. Las magníficas pantallas de alta resolución son ahora la norma en los equipos de gama alta, y la mayoría son multitáctiles. Los portátiles más asequibles rara vez ofrecen la posibilidad de ser táctiles, y suelen tener una resolución más baja, a menudo con un máximo de 1366 x 768. Esto es bueno para trabajar con Microsoft Office o ver los últimos vídeos de gatos en YouTube, pero puedes olvidarte de ver Netflix en UltraHD.

Puerto perfecto

Los ordenadores de gama alta, especialmente los portátiles para juegos, suelen estar repletos de puertos. Intel Thunderbolt™ 3, USB 3.0, HDMI, Ethernet, DisplayPort, USB-C... la lista continúa. Cuantos más puertos tenga tu portátil, mayores serán tus opciones de conectividad. Poder incluir (y ejecutar) todos esos puertos, como ya habrás adivinado, es caro. Cuanto más asequible sea un portátil, menos puertos incluirá. Sin embargo, esto no tiene por qué ser un impedimento: un puñado de puertos USB puede ser todo lo que necesitas.

Hablando de conectividad, no te olvides del WiFi y del Bluetooth®. En un mundo ideal, tu portátil económico sería compatible con la versión más reciente de ambas tecnologías, pero si tienes que elegir una, el WiFi es mucho más importante.

Cómo comprar barato

Aunque hay que hacer algunas concesiones a la hora de gastar menos en un portátil para la vuelta al cole o la universidad, todavía tienes muchas opciones. Echemos un vistazo a algunas de las categorías de portátiles más populares: Portátiles tradicionales, 2 en 1 y Chromebooks, para que puedas decidir en qué gastar tus euros y asegurarte de que estás adquiriendo la máquina que necesitas a un precio que puedes pagar.

Los mejores Chromebooks de menos de 500 euros

Los Chromebooks se han convertido en una opción popular para los estudiantes que buscan ahorrar algo de dinero en sus ordenadores. Un portátil Chromebook ejecuta el software gratuito Chrome OS de Google, y la mayoría de las aplicaciones se ejecutan dentro del navegador Chrome. La ventaja de esto es que un Chromebook necesita menos recursos informáticos a bordo que un portátil con Windows, lo que lo hace más barato y a menudo más ligero. La contrapartida es que es más difícil encontrar accesorios compatibles, como unidades de DVD, no puede ejecutar software de Windows y depende en gran medida de la conexión a Internet. A menudo no hay mucho almacenamiento a bordo, porque tus documentos están pensados para ser almacenados en la nube. Consulta nuestra guía para comparar un Chromebook con un portátil estándar.

Lenovo 14e Chromebook

El Lenovo 14e Chromebook, que comienza en el rango de los 300 euros, es la prueba de que estas máquinas han recorrido un largo camino desde la introducción del Chromebook hace varios años. Tiene una pantalla táctil IPS antirreflejos de 14 pulgadas (1920 x 1080), lo que significa que el texto, los gráficos y el vídeo tienen toneladas de detalles y son fáciles de ver desde casi cualquier ángulo. También tiene más potencia que las generaciones anteriores de Chromebook y viene cargado con un procesador de doble núcleo AMD A4-9120C de 7ª generación.

Su batería de 10 horas de duración es perfecta para cuando los enchufes son difíciles de encontrar (prácticamente en todas las aulas, en todas partes). Como ejecuta Chrome OS, las actualizaciones son automáticas y tiene mejor protección contra virus y malware que cualquier otro sistema operativo. Además, el Chromebook 14e es compatible con las aplicaciones Android de Google Play Store, lo que aumenta enormemente las posibilidades de un Chromebook.

Los mejores portátiles 2-en-1 de menos de 500 euros

Los portátiles y las tabletas no son mutuamente excluyentes: cada dispositivo tiene sus puntos fuertes. Hay momentos en los que lo único que necesitas es una pantalla para navegar por Internet o ver vídeos, y otros en los que necesitas un teclado de tamaño completo para escribir ensayos. Por eso el portátil 2 en 1 se ha convertido en una opción tan popular, especialmente para los estudiantes con un presupuesto limitado.

Combinar las mejores cualidades de un portátil y una tableta en un solo dispositivo no sólo tiene sentido, sino que ahorra dinero. Cuando aparecieron los primeros 2 en 1, estos dispositivos tenían un precio elevado, pero hoy en día puedes hacerte con uno por menos de lo que cuesta una cuota media de gimnasio.

Lenovo Flex 14

El Lenovo Flex 14 es un ordenador 2 en 1 ultracompacto que puede empezar a costar menos de 500 euros. Con un peso inferior a 4 libras, el Flex 14 no es el ordenador más ligero que puedas encontrar, pero con su pantalla de 14", Intel® Pentium® Gold 5405U y 4 gigas de RAM de serie, el tamaño extra de la pantalla y la potencia superarán ampliamente a otros modelos más ligeros en este rango de precios. Con un montón de puertos, incluyendo HDMI y USB-C, además de un lector de tarjetas SD, esta máquina con Windows 10 puede conectarse a casi cualquier cosa, incluyendo un televisor HD de pantalla grande.

Los mejores IdeaPads de menos de 500 euros

Los ordenadores tradicionales con Windows, como la línea de IdeaPads de Lenovo, siguen siendo la opción más popular para los estudiantes. La combinación de procesadores rápidos, almacenamiento generoso y compatibilidad con el hardware y el software hace que un IdeaPad sea un compañero ideal. Encontrarás muchos de estos equipos por menos de 500 euros, algunos de los cuales cuentan con un impresionante conjunto de características.

IdeaPad L340

La buena noticia es que puedes permitirte un portátil que te ofrezca tanto rendimiento como durabilidad. La asequible serie IdeaPad 300 de Lenovo comienza justo en el umbral de los 300 euros con el IdeaPad L340 de 15 pulgadas, un portátil que trabaja tan duro como juega. Equipado con una CPU Intel® Core™ i3-8145U, WiFi 802.11AC ultrarrápido y una pantalla de 15,6 pulgadas, podrás ejecutar todos tus programas favoritos allá donde vayas. Y lo que es más importante, obtendrás la calidad de un Lenovo IdeaPad, que te llevará desde el instituto hasta la universidad, y más allá.

Elegir el ordenador perfecto para el estudiante no es fácil, sobre todo con un presupuesto ajustado. Pero como hemos demostrado con los ejemplos anteriores, no hace falta gastarse el mundo para permitirse algunos de los mejores portátiles para estudiantes. Sólo tienes que ceñirte a lo que más le importa a tu estudiante y priorizar siempre la calidad sobre la cantidad. Con un portátil Lenovo, las buenas notas están un paso más cerca.

Productos relacionados