Despejar dudas

Cómo salvar la distancia entre las expectativas de la nube y la realidad

Todo lo que hayas oído sobre la nube es cierto. Lo que no hayas oído es esencial.

Ventajas como el ahorro de costes, el rendimiento optimizado y la transformación organizativa hacen que las empresas se apresuren hacia un entorno en la nube. Y con razón, así es cómo las empresas modernas aprovechan las nuevas oportunidades, llegan al mercado más rápido y obtienen una ventaja competitiva.

De hecho, la mayoría de las organizaciones tienen al menos una aplicación ejecutándose en la nube, y el aumento en la adopción de la nube híbrida sugiere que las empresas están moviendo múltiples aplicaciones a un sistema de nube híbrido.

Entonces, estas grandes expectativas deberían salir como se espera, ¿no? No exactamente.

Las expectativas no siempre se adaptan a la realidad.

La verdad es que cuando las empresas llegan a la nube, muchas descubren que no siempre están a la altura de las expectativas.

¿Se exageran las ventajas de la nube? No necesariamente. Lo más probable es darse cuenta de que se requiere mucha más estrategia, dirección y trabajo preliminar de lo que la gente prevé.

En cualquier caso, puede resultar frustrante y decepcionante pasar de expectativas altísimas a una realidad más moderada.

Entonces, ¿qué significa esto para ti?

¿La buena noticia? Todo puede solucionarse.

Para ayudar, Lenovo se ha asociado con Intel® para identificar tres de las mayores expectativas que tienen muchas organizaciones a la hora de trasladar cargas de trabajo a la nube y las verdades –a veces duras– que impiden que estas organizaciones logren alcanzarlas.

Además, te contaremos cómo los expertos de la nube salvan estas brechas y alcanzan el éxito. Porque una buena dosis de claridad puede ayudarte a ajustar tus expectativas y a encontrar una ruta más inteligente, más clara y más fluida hacia la nube.

Pero primero: la verdad más importante de todas

Cada organización es única, con diferentes necesidades empresariales, desafíos, equipos y ecosistemas de IT. Lo que funciona para una organización no siempre funcionará para la tuya. De este modo, mientras exploras estas verdades, recuerda que tu viaje a la nube sigue su propio camino.

¿Suena bien? Entonces sigue leyendo.

Aclaremos algunas cosas.

Desplázate hacia abajo o elige un capítulo para comenzar a aclarar tus expectativas sobre la nube.

1.

La verdad sobre el ahorro en la nube

Dar prioridad a los resultados

Saltar al capítulo
2.

La verdad sobre el rendimiento en la nube

Hacer que las aplicaciones trabajen al máximo

Saltar al capítulo
3.

La verdad sobre el cambio organizativo

Aliviar la ansiedad organizativa

Saltar al capítulo

1. La verdad sobre el ahorro en la nube

La nube puede hacer que llueva, pero tal vez no al principio.

La expectativa

La presión es real. Con gran parte de los presupuestos de IT destinados a mantener la vieja infraestructura, sobra poco para las nuevas iniciativas.

Por eso, cuando las empresas se trasladan a la nube, esperan ahorros inmediatos. Que sean fácil de gestionar y ayuden a ahorrar recursos. Cuyas facturas serán más bajas y más consistentes. Cuya nueva infraestructura tendrá valor durante años.

Todo lo que hay que hacer es soltar lastre, cambiar las cargas de trabajo a la nube y comenzar a ahorrar. ¿De acuerdo?

La verdad

Bueno, esto es como sustituir un coche de gasolina por uno eléctrico. Es posible que haya un gran gasto inicial antes de que vea ahorros. El aspecto que tenga para tu organización depende de la cantidad de modernización que necesites y de la infraestructura que te llevará a través de los próximos 3-5 años.

Además, dejar atrás los sistemas heredados puede requerir la refactorización de las cargas de trabajo para la nube, ya sea pública, privada o híbrida, lo que requiere de antemano tiempo y recursos, y tal vez incluso servicios profesionales externos.

Cómo puedes salvar la brecha

En lugar de pensar en el ahorro inmediato, céntrate en el coste total de la propiedad (TCO) y trabaja con expertos en la nube que estudiarán todos los factores implicados, como tu actual entorno, los costes indirectos y las necesidades futuras para obtener una descripción general personalizada del TCO.

Y busca maneras de reducir este coste inicial, como aprovechar una infraestructura de pago por uso. Este tipo de configuración te permite comenzar con grandes sistemas que sabes que necesitarás en el futuro, pero solo pagarás por lo que usas en este momento.


Echa un vistazo a Lenovo TruScale™ , el centro de datos de pago por uso que se adapta a las demandas de tu negocio.

Una conclusión clara

No hay recompensas inmediatas. La verdad es que puede haber un importante coste inicial. Tienes que tener en cuenta el TCO.

2. La verdad sobre el rendimiento en la nube

Es la nube. Debería funcionar –y hacerlo rápido–, ¿verdad?

La expectativa

La tecnología obsoleta no puede estar al día de las complejas aplicaciones actuales y las crecientes demandas de datos, pero ¿y la nube?

Las empresas esperan un rendimiento rápido y sin problemas. Cargas de trabajo que se elevan y cambian a la nube pública en un instante. Multinubes que hablan entre sí. Un nuevo ecosistema sin fricción que juega bien con las inversiones existentes y hace que las organizaciones sean más ágiles y más rápidas en el mercado.

Y oye, si reúne todos los requisitos de rendimiento, también cumplirá con los objetivos de cumplimiento.

La verdad

Cosechar las ventajas del rendimiento de la nube puede requerir algo de trabajo preliminar y paciencia.

Es posible que tengas que refactorizar aplicaciones para que funcionen como nativas de la nube. Debido al tiempo y al esfuerzo que conlleva, es posible que solo puedas tomar una aplicación a la vez, lo que significa que es posible que no veas el impacto total en el rendimiento de inmediato.

Y en cuanto a los obstáculos, procede con precaución:

Dependencia de un proveedor
Muchos proveedores de la nube están atrapados en asociaciones, por lo que mantener la tecnología en la que has invertido podría no ser una opción. Lenovo ofrece las máximas posibilidades y soluciones perfectas para tu negocio.

Seguridad
La soberanía de los datos puede crear obstáculos en tu estrategia, y es posible que tu implementación de preferencia de nube no cumpla con tus requisitos de cumplimiento.

Cómo puedes salvar la brecha

Puedes pensar que somos un disco rayado, pero una estrategia en la nube personalizada puede ser realmente útil, una que identifique tus necesidades de rendimiento, brechas y requisitos de cumplimiento desde el principio y te dirija hacia la infraestructura de hardware adecuada para el presente y el futuro.

Una solución en la nube híbrida perfecta podría ser justo lo que necesitas. Y no tienes por qué cambiar tu religión tecnológica. Un partner de nube independiente de la solución debe adaptarse a tu ecosistema, no al revés.

Y recuerda, existe la opción de configurar un sistema más grande, y solo usar –y pagar– lo que necesitas hoy. Todo ese poder extra está listo para usar a medida que escalas.


Echa un vistazo a Lenovo ThinkAgile™ , infraestructura completamente integrada con cualquier software en el que ya confíes.

Una conclusión clara

No existe ningún botón mágico que haga migrar tu organización y aplicaciones a la nube. Puede requerir algo de trabajo preliminar y paciencia.

3. La verdad sobre el cambio organizativo

Cuando estás en la nube, ¿pueden todos alzarse juntos?

La expectativa

Muchas organizaciones temen la obsolescencia: creen que si no adoptan la nube, se esfumarán.

Por lo tanto, la nube se percibe como la panacea que facilita la vida de todos, una que ayudará al departamento de IT a impulsar el crecimiento y respaldar las líneas de negocio de mejor manera y más rápidamente.

Además, muchos ejecutivos suponen que su equipo de IT dispone de lo necesario para llevarlos a la nube.

La verdad

El cambio da miedo, pero si hay algo que da más miedo que hacer algo grande es no hacer nada.

La implementación de nuevos sistemas y procesos puede aumentar la ansiedad organizativa, al menos por un tiempo, a medida que las personas se acostumbran a una nueva forma de trabajar. Y es posible que tengas que aceptar la realidad de que las personas que tienes en el equipo pueden no ser las correctas para hacer el cambio. Es posible que se necesite formación adicional o cambios de personal.

Cómo puedes salvar la brecha

Respira. No se trata de evitar el miedo, sino de cómo trabajar de manera inteligente.

Por supuesto, una estrategia personalizada creada para tu entorno, objetivos y capacidades te ayuda a ti y a tu equipo a tomar decisiones pensadas y alivia parte de esa ansiedad. Un partner con experiencia en la nube puede identificar dónde se necesita formación o cambios para una transición más fluida.

Y como siempre, la transparencia es clave. Tu socio en la nube debe tener muy claro el camino a seguir para que puedas ser realista con tu organización.


Echa un vistazo al workshop de nube híbrida de Lenovo, una sesión práctica de estrategia práctica que ayuda a las organizaciones capacitadas a diseñar un plan paso a paso para que todos estén alineados.

Una conclusión clara

El cambio, incluso para mejor, es duro. Sufrirás algo de ansiedad a medida que los equipos adopten todos los nuevos sistemas y procesos.

Un enfoque más inteligente para ejecutar en la nube Lenovo te allana el camino.

Con nosotros, obtienes más que una pieza de hardware. Tienes un partner. Y servicios de planificación que equilibran la seguridad, la escalabilidad y la agilidad. Y un sistema diseñado según tus necesidades, –público, privado o alojado– que funciona dentro del ecosistema tecnológico que estés ejecutando actualmente.

Y te ayudamos a poner todo en marcha con una mano extra cuando y donde la necesites, todo ello adaptándonos a los resultados empresariales, las cargas de trabajo, la planificación de la migración, las habilidades del equipo y el presupuesto que te hayas planteado.

Ah, y puedes contar con nosotros de manera directa, especialmente cuando las cosas se complican. Porque la claridad es de lo que importa.

Obtén más información sobre Lenovo Hybrid Cloud