¿Qué debería tenerse en cuenta a la hora de pensar en un teclado para juegos?

El teclado en general no es percibido como un componente central de la plataforma de PC para gaming. Sino que es percibido como, bueno... como un teclado. Pero no te dejes engañar por esas modestas teclas QWERTY. El teclado es una herramienta esencial en el arsenal de todo buen jugador, y un teclado especialmente pensado para juegos es mucho más que "cazar" y "picotear"... es algo como cazar, picotear y ¡destruir!

¿Qué es lo que hace tan especial el teclado para juegos? ¿Cómo saber cuál es el indicado? Buena pregunta. Hemos confeccionado una guía bien detallada sobre teclados para juegos para ayudarte a encontrar el teclado adecuado en base a tu estilo de juego específico.

Tres componentes clave de un teclado para juegos

Al pensar en un teclado para juegos, hay tres aspectos fundamentales a tener en cuenta: el tamaño, la sensibilidad y las opciones de personalización.



Tamaño del teclado

Lo primero es el tamaño. Probablemente ya hayas notado que ciertos teclados tienen muchas más teclas que otros. Esto es mucho más evidente en las laptops, en las que el tamaño de la pantalla determina la cantidad de botones que caben en el teclado.

Para ser considerado "de tamaño estándar", el teclado debe tener 104 o 105 teclas, incluida la sección alfanumérica QWERTY completa, teclado numérico especial, teclas de función y un set de cuatro teclas direccionales. Los teclados de tamaño estándar son los de estilos más variados, y, dependiendo de tu área de trabajo, podrían ser demasiado grandes. Hay jugadores que consideran que el teclado numérico agrega demasiado espacio entre las teclas que deben usar con su mano izquierda y el mouse. Pero si el teclado numérico te resulta útil, definitivamente debes ir por un teclado de tamaño estándar.

Si puedes prescindir del teclado numérico sin problemas, seguramente te convenga alguna de las opciones "con diez teclas menos". Al no contar con la sección de teclado numérico, ocupa menos espacio en tu escritorio. Mantiene todo lo demás, incluidas las teclas direccionales que tan importantes suelen ser. Para la mayoría de los jugadores, esta opción sin teclado numérico suele ser la ideal.

Mecánico vs. de membrana

El segundo aspecto a tener en cuenta es la sensibilidad del teclado. Con "sensibilidad" nos referimos a la manera en que las teclas registran que se las ha presionado, y la sensación y el sonido que producen al presionarlas. Gran parte de los teclados estándar actualmente disponibles en el mercado emplean alguna variante de tecnología de membrana debajo de cada tecla.

Los teclados de membrana tienen bajo costo de producción, y permiten desarrollar diseños delgados, gracias a la capa de goma o silicona que actúa como "resorte" y contacto eléctrico. Los teclados de membrana son sumamente versátiles, pero en general no cuentan con un "clic" bien definido, lo que complica mucho reconocer, desde el punto de vista táctil, si la tecla se ha presionado completamente, y registrar la pulsación en la computadora. Son "mullidos" y "blandos", con un recorrido de teclas relativamente corto, pero no lo suficientemente precisos para conformar a los gamers.

Los teclados mecánicos son bastante anacrónicos, con diseños que datan de hace décadas. Debajo de cada una de las teclas –que suelen ser mucho más altas que las teclas nuevas– hay un interruptor mecánico. Estos interruptores cuentan con sus propias carcasas, resortes y vástagos, con clics audibles –hay quienes dicen que son "ruidosos"– y altamente táctiles –realmente se siente el momento en el que el mecanismo se conecta con el contacto eléctrico. Los interruptores de teclas mecánicas vienen en tres variantes dependiendo del "ruido" y la resistencia que quieras –incluyen opción "silenciosa".

Si eres de los que se toman realmente en serio la cuestión de los juegos, seguramente aspires a un teclado mecánico, si es que ya no tienes uno. No solo son más precisos y ofrecen una mejor respuesta, sino que también son mucho más resistentes que los teclados estándar. Gran parte de las teclas mecánicas soportan entre 40 y 50 millones de clics hasta alcanzar el fin de su vida útil y tener que ser reemplazadas.

Personalización y botones macro

El tercer factor tiene que ver con la ventaja que podría proporcionarte el teclado para juegos adecuado en términos de velocidad y preferencias personales. Ciertos teclados para juegos vienen con una serie de botones especiales –generalmente en una columna del lado izquierdo– que pueden ser programados para ejecutar macros en juegos (una combinación de acciones predefinidas). En juegos complejos, como World of Warcraft, para activar un macro generalmente se debe tipear un comando o hacer clic en un ícono específico utilizando el mouse. Al asignar un macro a un botón macro del teclado, basta con una sola pulsación, especialmente útil para cuando se requiere una reacción rápida. Por sorprendente que parezca, hay laptops para juegos que también vienen con esta función.

Los teclados mecánicos para juegos pueden ser personalizados aún más cambiando los interruptores mecánicos de abajo de cada tecla. ¿Acaso prefieres un resorte más blando debajo de las teclas "WASD", pero un clic más firme para la barra espaciadora y la tecla "Enter"? Simplemente quita la tapa de la tecla y cambia el interruptor. Y hablando de tapas de teclas, en los teclados mecánicos para juegos, también pueden cambiarse si se prefiere otra textura o un diseño personalizado.

Rollover de teclas y efecto antifantasma

Es raro que, en condiciones de uso normal, como tipeo, por ejemplo, se presionen varias teclas a la vez –salvo las teclas modificadoras, como "Shift". Pero cuando sucede, generalmente es por error, por lo que no importa cuáles de esas teclas se registran en la PC y cuáles no. Pero en un juego es diferente, ya que es muy común tener que presionar varias teclas a la vez para distintas acciones, y cada tecla cuenta.

Los teclados para juegos están pensados para admitir un cierto número de pulsaciones de teclas simultáneas, lo que se conoce como "rollover de 'n' teclas", donde "n" representa la cantidad de teclas que pueden ser presionadas al mismo tiempo. No hay manera de que necesites un teclado que admita todas y cada una de las teclas presionadas a la vez, pero cuanto más alto sea el número "n", más flexible será el teclado. Si usas tu teclado para software de reproducción y composición musical, o para juegos con dos jugadores que utilizan el teclado a la vez, es fundamental que "n" sea un número alto.

Los teclados que no están pensados para juegos también puede sufrir un efecto extraño conocido como "efecto fantasma (ghosting)". Sucede cuando presionas ciertas teclas a la vez, o aun no simultáneamente, pero muy rápido una después de otra, y el teclado registra la pulsación de una tecla adyacente, que no tuviste intención de presionar. Si se está redactando un correo electrónico, no pasa nada, pero en un juego... podría ser un desastre.

Un buen teclado para juegos viene con efecto antifantasma (antighosting), con un patrón de cableado especial para evitar la combinación de señales características del efecto fantasma. Hay teclados para juegos que aíslan ciertas zonas de teclas específicas o más utilizadas, como las teclas "WASD", para evitar el efecto fantasma. También hay modelos que aíslan todas y cada una de las teclas.

Luz de fondo

Quizás alguna vez hayas visto un teclado para juegos iluminado con todos los colores del arco iris y te haya parecido demasiado. Seguramente te sorprenderá saber que la luz de fondo regulable del teclado es algo más que un efecto sorpresa.

Dividir un teclado para juegos en las zonas más comúnmente utilizadas e iluminar cada zona con un color diferente suele proporcionar una referencia visual rápida durante el juego. Cuanto menos tengas que pensar adónde deben ir tus dedos, más rápida será tu reacción.

Hay casos extremos en los que se selecciona un color de fondo para teclas individuales, pero un enfoque por zonas es mucho más ventajoso. Aun la elección de un único color de luz de fondo, como el rojo, puede resultar muy práctica, especialmente si prefieres jugar en la oscuridad. Una luz de fondo roja te proporcionará la iluminación que necesitas para ver las teclas en detalle, sin forzar tu vista para tener que adaptarla a una fuente de luz intensa. Además, admitámoslo: Los teclados y mouses retroiluminados se ven geniales.

Por dónde comenzar: Teclados para juegos Legion

Como sabrás, un teclado especial para gaming puede llegar a costar bastante. La buena noticia es siempre existirá una opción que se adapte a tu presupuesto. Nuestro teclado para juegos Lenovo Legion K500 viene con todas las funciones y características que todo buen jugador necesita a un precio accesible. Con diseño íntegramente mecánico e interruptores de alta calidad, responde perfectamente a cada pulsación. Viene con capacidad de rollover de 104 teclas, con efecto antifantasma integrado. Y como teclado cableado, admite concentrador USB.

Y si no eres tan exigente en materia de juegos, quizás nuestro teclado para juegos retroiluminado Lenovo Legion K200 sea una buena opción para ti. Te ofrece funciones y características clave, como capacidad de rollover de 12 teclas, efecto antifantasma, y luz de fondo RGB de tres zonas personalizable. Es compatible con prácticamente cualquier computadora o sistema operativo, e incluye cable USB resistente para años de durabilidad.

No hay ninguna otra actividad que se pueda ejecutar en una computadora como los juegos, por lo que no debes limitarte con un teclado que no haya sido especialmente pensado para juegos. Contar con el teclado para juegos adecuado significa vencer a tus adversarios. ¿Y a quién no le gusta ganar?



Mira productos relacionados

Marcas comerciales: Lenovo, ThinkPad, ThinkCentre, ThinkStation y el logo de Lenovo son marcas registradas de Lenovo. Microsoft, Windows, Windows NT y el logotipo de Windows son marcas registradas de Microsoft Corporation. Ultrabook, Celeron, Celeron Inside, Core Inside, Intel, Intel Logo, Intel Atom, Intel Atom Inside, Intel Core, Intel Inside, Intel Inside Logo, Intel vPro, Itanium, Itanium Inside, Pentium, Pentium Inside, vPro Inside, Xeon, Xeon Phi, Xeon Inside y Intel Optane son marcas comerciales de la Corporación Intel o sus filiales en los Estados Unidos o en otros países.