¿Cómo y dónde se puede adquirir un mouse especial para juegos?

Los jugadores de PC más experimentados suelen tener preferencias muy específicas respecto del tamaño, la forma y la sensibilidad de los mouses para juegos que utilizan para interactuar con entornos virtuales y competir con total confianza. No obstante, si recién estás incursionando en el mundo de los juegos, o intentas mejorar tus resultados, es probable que te estés preguntando qué clase de mouse te conviene.

Con decenas de fabricantes y cientos de estilos disponibles, seguramente encontrarás uno que se adapte a tus necesidades. Pero si bien son muchos los factores a considerar al momento de la compra –precio, software, funciones complementarias, etc.– el aspecto clave a tener en cuenta es la manera en que tomas el mouse y lo haces deslizar por el escritorio o la almohadilla, y cuán rápido quieres que cada movimiento se traduzca en acción en pantalla.

Aspectos a considerar al comprar un mouse para gaming

Ya cuentas con una laptop para juegos o torre para juegos especialmente potenciada. Ahora es el momento de pensar en el mouse que más te conviene.

Al momento de considerar qué mouse para juegos comprar, en lo primero que debes pensar es en la comodidad, la sensación y la sensibilidad. Debes sentirlo cómodo en la mano, debe ser acorde a tus movimientos de muñeca y brazo, y el cursor debe moverse a la velocidad adecuada para tu estilo de juego.

Mouses para juegos: Tamaño y forma

Es importante que tu mouse tenga el tamaño y la forma adecuados para tu mano y tus dedos. Un dispositivo demasiado corto o largo puede hacer que los botones queden en una posición muy incómoda. Un mouse demasiado pesado o liviano puede afectar el nivel de control. Incluso la forma del mouse –ancho o fino, plano o arqueado– tiene incidencia en la manera en que se utiliza.

Para elegir el mouse para juegos del tamaño y la forma adecuados, ten en cuenta la manera en que sueles tomar el dispositivo:



  • Dedos: Si eres de los que toman el mouse fundamentalmente con la yema de los dedos, según opinión de expertos, te conviene usar un dispositivo relativamente fino, corto y liviano. Lo sentirás más cómodo y hará que el dorso de tu mano te sirva para recorrer sin problemas toda la superficie de juego para un mayor control.
  • Palma: Si eres de los que prefieren tener la palma apoyada sobre el mouse mientras lo usan, seguramente te convenga optar por uno más ancho, largo y pesado. El ancho extra hará que soporte mejor tu mano, el largo hace que los botones principales te queden cómodos, y el peso favorece el control.
  • Garra: Si acostumbras a tomar el mouse con la parte media y frontal de tu mano, con tus dedos sensiblemente en garra y solo la base de la mano tocando el mouse, sin dudas te conviene un mouse de los más cortos. También deberías buscar uno con arco alto o con una "protuberancia" en el medio que haga que la posición de los dedos sea bien natural.


¿Eres zurdo? En ese caso, ya estarás acostumbrado a aprender a usar herramientas para diestros. Con los mouses para juegos pasa exactamente lo mismo, ya que la mayoría han sido diseñados para diestros, especialmente los botones de función o de acción secundaria para pulgar. No obstante, si haces una buena búsqueda seguramente encuentres mouses para juegos para zurdos o ambidiestros con los botones en la posición ideal para ti.



Mouses para juegos: Velocidad y capacidad de respuesta

Los mouses que usábamos con las primeras PC funcionaban con bolitas, rodillos y rueditas que detectaban dónde queríamos colocar el cursor. Los mouses modernos combinan luces láser o LED con cámaras diminutas para detectar la distancia y la rapidez con que se desplaza el dispositivo respecto de la superficie iluminada de tu escritorio o almohadilla. A mayor intensidad de luz y mejor calidad de cámara, mayor será la precisión en la detección de movimiento y la sensibilidad del mouse.

La sensibilidad del mouse se mide en "cuentas por pulgada" o CPI, que indica los incrementos de movimiento en pantalla que pueden ser generados moviendo el mouse una pulgada sobre el escritorio o la almohadilla. No obstante, los fabricantes suelen usar "puntos por pulgada" o DPI para describir la sensibilidad del mouse, probablemente porque gran parte de los consumidores ya están familiarizados con el concepto de DPI como método para describir la precisión visual de las pantallas de las laptops.

No es fácil recomendar un DPI en general para todos los jugadores, ya que cada uno tiene sus particularidades. Tu mouse debería facilitarte los desplazamientos más grandes, de pantalla completa, siempre que lo necesites, pero también debería servirte para apuntar y conducir con precisión milimétrica. Dicho esto, a continuación te ofrecemos algunos consejos prácticos sobre DPI en base a la manera en que acostumbras a usar el mouse:

  • Brazos barredores (mouse con DPI bajo): Para hacer movimientos grandes, ¿usas todo tu antebrazo? De ser así, eres un jugador de "brazo barredor". Quiere decir que desplazas mucho el mouse para cada acción, por lo que te conviene un mouse para juegos no muy sensible –digamos de entre 400 y 800 DPI– para evitar movimientos en pantalla demasiado exagerados.
  • "Muñequeadores" (mouse con DPI alto): ¿Eres de los que usan mayormente su muñeca y mano para articular las maniobras en juegos? Entonces eres un "muñequeador". Significa que mueves menos el mouse, por lo que necesitas una opción de DPI más sensible, de 1000 o más. De lo contrario, deberás levantar y reubicar el mouse para desplazarte por la pantalla.
  • Usuarios de brazo y muñeca (mouse con DPI medio): Si eres de los que combinan movimientos grandes de brazo con acciones de muñeca y mano, lo sentimos, pero no tienes ningún nombre especial. Seguramente te convenga un mouse con sensibilidad media, en un rango de DPI de entre 600 y 1000. Hay muchos jugadores que se autoperciben como pertenecientes a esta categoría media.


Otro término con el que te encontrarás al momento de evaluar las distintas opciones de mouses para juegos es el de "velocidad de sondeo", que mide las veces por segundo que el mouse se comunica con la computadora respecto de la ubicación del cursor. Cuanto más alta la velocidad de sondeo, mejor –se mide en hertz (Hz). La velocidad de sondeo de un mouse cableado siempre será más alta que la de uno inalámbrico. Pero aun con una velocidad de sondeo relativamente baja, la ubicación del cursor es monitoreada cientos de veces por segundo y probablemente sea más que suficiente para gran parte de las actividades de juegos.



Otros factores a tener en cuenta a la hora de comprar un mouse para juegos

Claro que elegir el mouse más conveniente implica algo más que evaluar la comodidad, la sensación y la sensibilidad. A continuación, proponemos una guía rápida con otros factores que también deberían considerarse:



  • Software: Los mejores mouses para juegos vienen con componentes de software que te permiten personalizar algunas opciones, como reasignar funciones de botones o cambiar los efectos lumínicos. Importante: ¿El mouse guarda el perfil de configuración en tu PC o en el mismo dispositivo? Para muchos, es importante que se guarde en el dispositivo propiamente dicho para poder usar el mouse en cualquier parte sin tener que volver a configurar sus preferencias.
  • Duración de la batería: Los mouses inalámbricos son geniales para fines de movilidad, pero consumen batería para mantenerse conectados a la PC. De modo que si tienes que viajar a un evento de juegos, siempre te conviene llevar baterías de repuesto o usar un mouse cableado.
  • Tradicional vs. trackball: Muchos usuarios de PC se han acostumbrado a usar mouses con trackballs centrales que pueden moverse con solo un pulgar. No obstante, los jugadores más experimentados desaconsejan los mouses con trackball para gaming. Si bien se dice que andan bien para movimientos laterales, las trackballs pueden complicar algunos movimientos, como los giros de 180°, por ejemplo.


¿Listo para comprar? Lenovo ofrece una amplia gama de mouses para juegos para todo tipo de usuarios –de laptops para juegos y también de torres para juegos. ¿Cuál prefieres?

Mira productos relacionados

Marcas comerciales: Lenovo, ThinkPad, ThinkCentre, ThinkStation y el logo de Lenovo son marcas registradas de Lenovo. Microsoft, Windows, Windows NT y el logotipo de Windows son marcas registradas de Microsoft Corporation. Ultrabook, Celeron, Celeron Inside, Core Inside, Intel, Intel Logo, Intel Atom, Intel Atom Inside, Intel Core, Intel Inside, Intel Inside Logo, Intel vPro, Itanium, Itanium Inside, Pentium, Pentium Inside, vPro Inside, Xeon, Xeon Phi, Xeon Inside y Intel Optane son marcas comerciales de la Corporación Intel o sus filiales en los Estados Unidos o en otros países.