Más ligero. Más fino. La opción perfecta.

    El M15 se encarga del trabajo pesado con un formato sorprendentemente ligero. Este monitor móvil, que pesa 860 g1 y no mide más de 6 mm por la parte superior, se ha fabricado al detalle y duplica el espacio de pantalla de los usuarios con una pantalla FHD de 39,62 cm (15,6") y panel In-Plane Switching, la resolución perfecta para un monitor de su tamaño. Con espacio de pantalla ampliado, los trabajos como comparar hojas de datos con mucho detalle son mucho más sencillos, realizar varias tareas al mismo tiempo es fácil y los compañeros o proveedores pueden copiar o ampliar sus pantallas para ofrecer a los clientes potenciales una presentación en su propia pantalla, cara a cara y hasta en espacios públicos. Gracias al soporte integrado y plegable del M15 con ajuste de altura, el monitor puede elevarse para alinearse con un portátil y así crear una experiencia de usuario impecable.

    No pierdas carga con la conexión de alimentación

    El M15 distribuye la energía con elegancia y sencillez. Su verdadera solución de diseño de un solo cable implica que puede funcionar con un solo cable USB-C2 que ofrece imágenes, sonido y datos, así como energía, al monitor desde un portátil conectado para conseguir la practicidad máxima durante los desplazamientos. Pero si a esto sumamos otro puerto USB-C2 idéntico, la increíble función Power Pass Through permite al monitor y al portátil cargarse desde una sola toma USB-C2. Además de disfrutar de este cómodo diseño para la alimentación, los usuarios también pueden conectar lápices USB, auriculares y otros dispositivos compatibles con USB-C2 al segundo puerto USB-C2 del monitor cuando no está en uso.

    Talla XS, experiencia XL

    Llevar el M15 durante los desplazamientos puede implicar más horas de funcionamiento. Con eso en mente, se ha diseñado a conciencia para cuidar de la vista de los usuarios, ya que los protege de la fatiga y el dolor oculares provocados por las emisiones de luz azul dañina y de gran potencia. Esto se debe a la certificación TÜV Rheinland Low Blue Light, que se puede activar en un instante y se puede dejar activada todo cuanto quieran los usuarios. También se ha tenido en cuenta la experiencia de desembalaje, con un packaging de nuevo diseño y fácil de abrir: solo unos segundos separan el monitor de las manos del usuario. Para que su peso, que ya es bajo, no aumente, la funda protectora del M15 es ligera, moderna y elegante. E incluso se monta en la pared con una fijación VESA de 100 mm para obtener una solución más estable cuando los usuarios pasan tiempo en la oficina.

    Las especificaciones pueden variar según la región o el modelo.