Noticias

Revista "Negocio Inteligente" - 19 de Septiembre

   

Una cultura y una tradición que se pierde en el tiempo pero que promete convertirse en la potencia mundial más importante de este siglo, lo cual revolucionará por completo el mapa económico, político y cultural del planeta. Parte de esta revolución ya ha comenzado con una agitación económica sin precedentes en todos los sectores de la productividad mundial.Muchos inventos revolucionarios han llegado de este subcontinente asiático (para la muestra, sólo hay que anotar que la pólvora, la brújula, el papel, el dinero y hasta los espaguetis se originaron allá) y en el presente, cuando se piensa en productos de consumo masivo, inmediatamente se piensa que China está detrás de todo, desde camisetas hasta computadoras.Lenovo se ha convertido en un punto de referencia para el sector de la computación personal y la electrónica de consumo pues, con la adquisición de la división de computación personal de IBM, ahora es un jugador mundial que quiere tomarse una buena parte del mercado que HP y Dell, principalmente, tienen en occidente.

Lenovo se origina bajo el nombre de "Legend" en 1984 en Beijing, gracias a la iniciativa de un grupo de 11 ingenieros liderado por Liu Chuanzhi y apoyados por la Academia China de Ciencias. Su presupuesto inicial era de US$ 25.000 dólares y comenzaron en un local de un piso. Por su parte IBM para esa época había comenzado a perder terreno en el campo de las computadoras personales, detrás de la extinta Compaq inicialmente y luego frente a todos los demás. El Gigante Azul resiste hasta 1999, cuando finalmente decide dejar de vender computadoras para hogares y pequeños negocios y se dedica a ofrecer sus productos al sector corporativo, que es donde mejor se ha desempeñado tradicionalmente.Para finales de 2003, Gartner comienza a hacer predicciones sobre el comportamiento del mercado de las computadoras personales y basado en los márgenes cada vez más estrechos que estos equipos generan, comienza a anunciar que para mediados de esta década, al menos tres de las grandes empresas de computación abandonarían su negocio y se dedicarían al de servicios y equipos de alto rango.En esa época, "Legend" comienza a sentirse estrecha en el mercado chino, aunque ya lideraba sobrada el mercado de las computadoras personales en el sudeste asiático, excluyendo a Japón y Corea, claro está. El siguiente paso en su movimiento hacia la globalización - el primero fue cotizar en la bolsa de valores de Hong Kong desde 1994 - fue cambiar de nombre. Para esto dejó sólo la primera sílaba de su anterior nombre "Le" y a éste le suma el término "novo" que en latín significa "nuevo".Para terminar, IBM asume que las PCs "no son parte de su núcleo del negocio" y le vende su División de Computación Personal a la nueva Lenovo, el 9 de diciembre de 2004.Esto hace que una legendaria empresa oriental se quede con otra legendaria unidad de negocios que creara uno de los aparatos más revolucionarios de todos los tiempos.

La operación le significó a IBM, recibir la suma de 1250 millones de dólares cuyo pago equivale a 650 millones en efectivo y el dinero restante representado en el 18.9% de las acciones de Lenovo. Con ésto, logra una interesante solución al dilema de las PCs y, de paso, libera un dragón en el planeta que quiere una parte importante del pastel, no sólo de la computación personal, sino también de la electrónica de consumo. Lenovo ahora puede aprovechar la estupenda red mundial de ventas y distribución de IBM, con la cual puede salir del cascarón Chino y Asiático para expandirse por más de 150 países en todo el mundo.Pero estas cifras son sólo una entrada. 11.000 empleados, unas ventas de US$ 11.533 millones de dólares, un margen bruto del 14.8% en el periodo 2004/2005 y una ganancia de US$ 607 millones de dólares ponen a pensar a cualquiera en el poder que esta empresa ha adquirido.Esto, sumado a las miles de patentes y premios que respaldan la tradición de calidad tanto de los ThinkPad y los ThinkCentre de IBM, como de equipos de marcas exóticas pero muy populares como Conect y TianJiao, entre otras, de Lenovo.Aparte de esto, es de resaltar el papel del trabajo en investigación y desarrollo que esta empresa tiene, pues uno de cada cuatro empleados de esta marca trabaja en este campo y ahora cuenta con 47 laboratorios y cuatro centros de I + D en todo el planeta. Y para quitarse un poco la imagen de empresa China, cosa que ya no tiene absolutamente nada de curioso, esta empresa ha dejado sus oficinas principales en Nueva York, así como en Raleigh, Hong Kong y Pekín.

Curiosamente, el término ancestral siempre no evoca al lejano oriente, pero en esta ocasión, el término se lo debemos asignar a IBM, empresa que innovó y revolucionó el mundo entero con la computadora personal en 1981 y ahora el término moderno se lo debemos dejar a Lenovo, una empresa procedente de China pero con visión global del negocio de la computación, que espera competir no sólo con computadoras de escritorio y portátiles, sino que enfrenta el mercado con equipos innovadores y competitivos en cualquier parte del mundo. Entre los primeros pasos de avanzada, podemos destacar la presentación de la primera serie de TabletPCs, las ThinkPad X41 y en contados meses, la aparición de nuevas computadoras dirigidas hacia el hogar del presente y del futuro, como equipos portátiles con diseños más agresivos, superando el negro de los ThinkPad y los ThinkCentres a los que nos tenia acostumbrado IBM y presentando también, computadoras multimedia con salidas de audio 5.1; media centers, diseñados para el manejo del entretenimiento casero y aún más allá, presentando monitores, proyectores e incluso televisión y telefonía celular, con diseños innovadores y absolutamente tentadores que ya han sido premiados en otros lugares del mundo.La nueva Lenovo es un titán en el campo de la computación personal y como tal, su capacidad de sorprendernos podrá seguir aumentando a lo largo de los próximos meses y años.